viernes, 4 de marzo de 2011

Hábitantes y especies


Las zonas de los canales, ríos y lagunas están pobladas por árboles de mangle, principalmente del rojo, los cuales sirven de hábitat para una gran variedad de moluscos, crustáceos y peces. Además del manglar, también existen muchos cocoteros y árboles de frutas tropicales, los cuales fueron originalmente plantados por la compañía transnacional Standard Fruit Company, que fue la primera propietaria de la reserva. Con tanta abundancia de peces y crustáceos en el agua, sumado a la producción frutícola, prolifera también la vida animal fuera del agua, como es el caso de las 198 especies de aves que tienen su residencia temporal o permanente en el lugar. Entre los pájaros que se pueden observar fácilmente están las oropéndolas, con sus extraños nidos en forma de bolsa alargada, el garzón cenizo, la garza espátula rosada, la cigüeña americana, el aguililla negra, el gavilán pescador, el loro frentirrojo, jabirús, patos negros y pijijes. El refugio es también morada de otras 35 especies de animales diferentes, tales como el manatí o vaca marina, que se encuentra en peligro de extinción, el mono aullador, mono cara blanca, el jaguar, el ocelote, oso hormiguero, la iguana, tortuga de mar y de río, cocodrilos y una amplia diversidad de peces. Hacer una visita a este santuario de flora y fauna hondureña es algo que no debe dejar de hacer quien visite La Ceiba, ya que es un viaje sumamente apasionante y lleno de sorpresas, en que el avistamiento de cualquier tipo de animal salvaje está garantizado. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario